La Alcachofa: qué partes son comestibles y cómo se preparan

alcachofa partes comestibles

La alcachofa, conocida también como Cynara scolymus, es una planta cultivada como alimento en muchas partes del mundo. Las partes comestibles de la alcachofa son el corazón y las hojas inferiores. El corazón se puede consumir crudo o cocido, mientras que las hojas inferiores se preparan hervidas, al vapor o a la parrilla.

Índice

Partes comestibles de la alcachofa y su preparación

La alcachofa es una hortaliza versátil con dos partes comestibles. A continuación, se presenta un breve desglose de estas partes y cómo se pueden preparar.

  • Corazón: Esta es la parte más tierna y sabrosa de la alcachofa. Se puede comer crudo en ensaladas, pero es más comúnmente cocido. Para prepararlo, se quitan las hojas exteriores y se corta la parte superior antes de cocerlo en agua o al vapor.
  • Hojas inferiores: Las hojas inferiores o "pétalos" de la alcachofa también son comestibles. Normalmente, se cocinan junto con el corazón y se comen deslizando los dientes a lo largo de la base carnosa de la hoja.

¿Cuál es la parte comestible de la alcachofa?

La alcachofa, científicamente conocida como Cynara scolymus, es una planta perenne nativa del Mediterráneo y muy valorada en la gastronomía por su sabor único y sus múltiples beneficios para la salud. Aunque a primera vista puede parecer que toda la alcachofa es comestible, solo ciertas partes de esta planta se consumen realmente. Por tanto, es esencial conocer qué partes de la alcachofa son comestibles para aprovechar al máximo sus propiedades nutricionales.

Partes comestibles de la alcachofa

A continuación, se presentan las partes comestibles de la alcachofa que, generalmente, se preparan hervidas, al vapor, a la parrilla o en conserva:

Corazón: Es la parte más sabrosa y tierna de la alcachofa. Se encuentra en la base de la alcachofa, justo debajo del centro de las hojas. Su textura es suave y su sabor, delicado y ligeramente dulce.

Carne de las hojas: Las hojas de la alcachofa tienen una pequeña porción comestible en la base, conocida como la "carne". Para comerla, se arranca la hoja y se raspa la carne con los dientes.

Tallo: El tallo de la alcachofa, una vez pelado, es comestible y tiene un sabor similar al del corazón. Sin embargo, puede ser fibroso y duro en alcachofas más viejas.

Partes no comestibles de la alcachofa

Aunque la alcachofa es en su mayoría comestible, algunas partes no se consumen debido a su textura dura y fibrosa:

Hojas exteriores: Las hojas exteriores de la alcachofa son duras y espinosas, por lo que generalmente no se comen. Sin embargo, se pueden usar para hacer caldos o sopas.

Centro peludo: Conocido como el "choke" o "pelusa", este centro peludo no se come ya que es fibroso e indigesto.

Lectura de interés:  ¿Cuánto pesa un litro de helado?

¿Qué es lo que no se come de la alcachofa?

La alcachofa es una hortaliza muy apreciada en la cocina por su sabor único y su versatilidad. Sin embargo, es importante saber que no todas sus partes son comestibles. Algunos elementos de la alcachofa pueden ser difíciles de masticar o incluso indigestos. Es por esto que es crucial conocer cuáles partes de la alcachofa son comestibles y cuáles no.

Partes de la alcachofa que no se comen

A continuación, se presenta un listado de las partes de la alcachofa que no se deben consumir:

  • Las hojas exteriores: Las hojas exteriores de la alcachofa son las más duras y fibrosas. Aunque pueden usarse para elaborar caldos o sopas, no se deben comer directamente ya que pueden ser difíciles de masticar y pueden provocar molestias digestivas.
  • El tallo: El tallo de la alcachofa es muy duro y fibroso, por lo que no se suele comer. Sin embargo, al igual que las hojas exteriores, puede usarse para elaborar caldos.
  • La parte superior de las hojas: La parte superior de las hojas de la alcachofa, incluso las que están más adentro, es puntiaguda y dura. Por esta razón, se recomienda cortarla antes de cocinar la alcachofa.
  • El "pelo" o "pelusa": En el interior de la alcachofa, justo encima del corazón, se encuentra una capa de fibras finas y duras conocidas como "pelo" o "pelusa". Esta parte no es comestible y debe retirarse completamente antes de consumir el corazón de la alcachofa.

Así pues, la alcachofa no solo es un alimento sabroso y versátil en la cocina, sino también un tesoro de nutrientes. Ya sea que decidas disfrutar del corazón tierno o las hojas carnosas, su preparación puede ser tan sencilla o sofisticada como desees. ¡Anímate a experimentar con esta joya culinaria!

Carlos Montenegro

Carlos Montenegro

Editor en Restaurantes Rentables. Más de una década de experiencia en la administración de restaurantes. Experto en estrategias de marketing y operaciones, escribe para compartir sus conocimientos prácticos y tendencias actuales en la gestión de restaurantes.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad